Apart Hotel B

Blog

Un tour de compras para disfrutar: Persa Biobío y Barrio Franklin

"Persa Bio Bio" por Sergio licencia bajo CC BY-NC-SA 2.0.

“El portal de todos” abre sus puertas al público en su totalidad los sábados, domingos y festivos, desde las 11:00 hasta las 17:00 o 18:00 horas, dependiendo del cierre de cada local.

 

Cuando se trata de encontrar los mejores datos para comprar a precios extraordinarios, entonces debes darte una vuelta por “el persa” y Franklin, dos sectores de Santiago que los amantes de los “cachureos” tienen que visitar.

 


 

Si eres de esas personas que siempre está buscando las mejores ofertas o una serie de artículos que no se encuentran fácilmente en los centros comerciales, debes poner mucha atención. Y es que el Persa Biobío y el Barrio Franklin son, además de lugares para comprar a buenos precios, parte de la cultura popular capitalina.

A continuación, te contamos un poco de la historia de estos barrios y los mejores tips para que le saques el máximo provecho a tu día de compras.

Persa Biobío

Un buen recorrido comercial por Santiago no puede dejar fuera este gigantesco mercado. En el “persa” se encuentra una serie de productos de segunda mano que satisface los bolsillos de los capitalinos desde la década del cuarenta.

Este mercado surge en el barrio Franklin, específicamente en un sector de inmigrantes dedicados a las ventas callejeras. Bajo el lema “Piense en algo y lo tenemos…”, el persa se ha ganado a su público, cautivando, entre otros, a cinéfilos, anticuarios y aficionados por la tecnología.

“El portal de todos” abre sus puertas al público en su totalidad los sábados, domingos y festivos, desde las 11:00 hasta las 17:00 o 18:00 horas, dependiendo del cierre de cada local. Los galpones cuentan con restaurantes de todo tipo y diversos puestos de bebidas y snacks.  

Placa recordatoria instalada en el frontis de la casa del barrio Franklin en la que vivió Gabriel Mistral.

Barrio Franklin

La historia de este sector de la capital chilena comenzó en 1847, con la construcción del Matadero de Santiago, el que más adelante se transformó en un complejo de galpones cedidos por la Municipalidad de Santiago a cientos de vendedores ambulantes. Pocos años después, en la década de los noventa, el sector se ganó su ya consolidada fama.

En la actualidad, el barrio reúne aproximadamente 4.500 locales, entre talleres, comercio minorista y empresas pequeñas, que lo han convertido en un centro de reunión, ya que, en sus instalaciones, quienes visitan el barrio pueden adquirir todo tipo de cosas, desde comida criolla hasta muebles y antigüedades.

Para aquellos que disfrutan de un paseo auténticamente capitalino, Franklin es un destino perfecto para quienes buscan medallas, relojes, ropa o comida. Además, este barrio es un verdadero paraíso de coleccionistas.

Este tradicional sector comercial también guarda algunos secretos que lo convierten en una parada familiar. El barrio cuenta con áreas para turistear como la Parroquia Santa Lucrecia, el histórico Matadero, el Club Matadero y la factoría Santa Rosa, especialista en la cueca brava. También se destaca el el barrio Huemul, donde Gabriela Mistral, la poetisa chilena ganadora del Premio Nobel de Literatura, vivió durante 1922.

Y como todo buen panorama, una pausa para comer algo debe estar dentro del itinerario. Entre los imperdibles del barrio está La Picá de Jaime, para los fanáticos de los lomitos y churrascos, mientras que la gastronomía criolla va de la mano del restaurant Donde Chile.

Las ferias de Franklin abren los sábados, domingos y festivos desde las 9:00 horas, y entre las calles Franklin hasta Biobío.

 

Fotografías

Persa Bio Bío” por Sergio licencia bajo CC BY-NC-SA 2.0.

Casa de Gabriela Mistral” por Ciberprofe licencia bajo CC BY-SA 4.0.